top of page

Perdida de poder adquisitivo constante de las clases trabajadoras



El régimen del 78 #R78 al servicio de las empresas y sus intereses.


Han entendido mal la intervención del Estado. No era para favorecer a las empresas, era para controlar que éstas no explotasen a la clase trabajadora.


Esto no era.



Las luchas por un Estado intervencionista consistían en hacer frente al liberalismo, que sumió a toda la población trabajadora a condiciones inhumanas de trabajo, tanto hombres como mujeres, embarazadas, menores y mayores.



Actualmente se ha olvidado el propósito del movimiento obrero y el sindicalismo, al menos la sociedad no parece tener muy en cuenta las cuestiones político-sindicales, que, lejos de intervenir en beneficio de la ciudadanía, redunda siempre en beneficio de quienes más tienen.


Lo vemos en la cada vez mayor brecha entre ricos y pobres, entre explotadores y explotados. Las ganancias cada vez mayores de las multinacionales son inversamente proporcionales a la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora y pensionistas.


Seguimos en un capitalismo salvaje que constriñe a la ciudadanía para que quienes más tienen, tengan aún más a costa de la clase trabajadora, de empobrecer a las clases populares que venden su esfuerzo a cambio de minucias, pues la carestía de vida continúa y no hacen balanza las irrisorias subidas salariales. Aún estamos esperando recuperar los derechos laborales perdidos por la reformas laborales que empezaron José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, porque con lo decretado por el gobierno "progresista" sólo se han consolidado las anteriores reformas, no eliminando los aspectos más lesivos que mermaron las conquistas del sindicalismo y las y los trabajadores.



Mientras despedir siga siendo barato a las empresas, con apenas cotización y la consiguiente pérdida de días, mientras no se recupere el salario por trámite de despidos y una larga lista de derechos perdidos, no podemos dar por válidas las premisas de reforma. Para considerarse reforma hay que REFORMAR, no consolidar lo anterior.



Carlos Medica Casado Secretario General de Alternativa Republicana Federación Valenciana


19 visualizaciones0 comentarios
bottom of page