NO A LOS VIENTRES DE ALQUILER, NO SOMOS VASIJAS


En el día de ayer la Asamblea Lusa aprobó una normativa sobre los Vientres de Alquiler en Portugal, nuestra postura desde Alternativa Republica es totalmente contraria a esta aprobación en España. En nuestro Documento Político aprobado el pasado octubre en nuestro III Congreso Federal de ALTER, celebrado los días 9 y 10 de octubre dejamos muy clara nuestra postura al respecto que recogemos en el apartado de IGUALDAD, en el que se recoge nuestra postura con respecto a la ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN, sobre LA LEY TRANS, sobre los VIENTRES DE ALQUILER, y sobre la NECESIDAD de una RENTA BÁSICA UNIVERSAL que de cobertura económica entre otros colectivos al de las mujeres que por razones económicas se ven abocadas a la prostitución o a convertirse en Vientres de Alquiler. Páginas 11 a 14 de nuestro Documento Político *


Igualdad

El gobierno del pueblo parte necesariamente de igualdad de todos ante la ley que solo es posible totalmente en la República, pero esa igualdad queda vacía de contenido si no viene respaldada por una igualdad de poder de decisión y una igualdad económica que la haga posible.

La igualdad ante la ley implica que la ley democráticamente elaborada es universalizable, que no debe haber discriminación por razón alguna pero esto no puede ser entendido de una manera puramente pasiva. La democracia debe luchar para que la igualdad de derecho se convierta en igualdad de hecho haciendo lo posible para eliminar activamente las diferencias existentes de partida entre los distintos grupos sociales o entre las personas por su sexo, sus orígenes sociales, su raza o discapacidades. La igualdad ante la ley no es auténtica si da por buenas las desigualdades existentes sin hacer nada por luchar contra ellas.

La igualdad de poder implica que todos tengamos la misma capacidad de decisión, sin que las decisiones políticas se dejen en manos únicamente de profesionales. El ideal democrático republicano aspira a borrar la diferencia entre gobernantes y gobernados y conseguir acercarse a una concepción de la política activa en la que todos puedan ser escuchados y todos puedan participar en el gobierno. En las sociedades modernas la democracia directa no parece posible y es necesario cierto grado de delegación del poder en el que los ciudadanos participan en la toma de decisiones a través de representantes, pero esos representantes deben ser sometidos constantemente a control por parte de instituciones democráticas independientes y sería necesario establecer mecanismos para que las deliberaciones de la población sean escuchadas y sus conclusiones atendidas de manera vinculante en la medida de lo posible.

Por más que se pueda considerar exagerada o simplificadora en algunos aspectos la crítica marxista a una concepción puramente formal de la política, representada como un juego independiente de las relaciones económicas, o neutral con respecto a las cuestiones de hegemonía ideológica, es acertada en lo fundamental. Por ello la democracia republicana no puede dejar de lado la búsqueda de la igualdad económica para organizar la sociedad de forma que sea realmente posible la igualdad ante la ley y la igualdad de poder de decisión. Si en la estructura económica unas personas se sitúan por encima de otras creando situaciones de dependencia sería ilusorio pensar que su capacidad de decisión vaya a ser la misma, las relaciones económicas determinan relaciones de poder. Los republicanos proponemos reafirmar el papel regulador del Estado sobre la economía, el carácter redistributivo del sistema impositivo, la importancia del gasto público como elemento garantizador de la satisfacción de las necesidades básicas para todos y de un sistema público de enseñanza que promueva la igualdad de oportunidades y las posibilidades de promoción social. En resumen, la supeditación de la economía a las necesidades de la ciudadanía, justo al contrario del sometimiento que padecemos en la actualidad.

Para los republicanos la igualdad es inseparable de la libertad, sólo puede haber gobierno de todos donde no haya desigualdad que implica sometimiento. No es suficiente la igualdad ante la ley formalmente proclamada, sólo con la mayor igualdad económica compatible con la eficiencia del sistema económico se podrá conseguir la mayor igualdad de poder de decisión que es la garantía de la auténtica democracia.

Abolición de la prostitución.

Legalizar la prostitución no dotaría a las mujeres de más derechos, sino que alimentaría y blanquearía la industria del sexo, a los proxenetas, y favorecería, por lo tanto, la trata de mujeres para explotarlas sexualmente. Legitimaría la idea de una sexualidad masculina basada en la explotación de la mujer. Por tanto, nuestra propuesta es la abolición. Legalizar la prostitución es legalizar la esclavitud.

En este punto, es necesaria una infraestructura, unos medios económicos destinados a estas mujeres, formación para orientarlas laboralmente y asegurar la Renta Básica Universal. Además, es necesaria una Ley de Educación sexual en las escuelas e institutos públicos. La Educación es el motor del cambio y la base de todo republicano y republicana.

En España, la prostitución es alegal y las prostitutas pueden darse de alta como “autónomas". No es necesario legalizar la prostitución para que las trabajadoras tenga derechos. Nuestro objetivo es suprimir el derecho de los hombres a comprar una mujer. Aunque ellas quieran prostituirse, los hombres tienen que saber que no es un derecho comprar a una persona. No estamos en contra de las prostitutas, sino en contra de los puteros, proxenetas y la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.

Para los republicanos y republicanas la igualdad es inseparable de la libertad, sólo puede haber gobierno de todos donde no haya desigualdad. En el ejercicio del la prostitución, por el sometimiento que implica,en este caso, no hay libertad y, por esa razón, todo republicano y republicana tiene que estar en contra de la prostitución.

Ley " trans"

Los republicanos y republicanas de Alternativa Republicana no estamos a favor de esta ley por varias razones. En primer lugar, esta ley no ha sido debatida ni consensuada por parte del Ministerio de Igualdad.

Por otro lado, va en contra de todo lo que las mujeres llevamos luchando desde hace mucho tiempo, básicamente, la teoría queer va en contra del objetivo principal del feminismo que es abolir el género.

El género son los esteriotipos asociados socioculturalmente a cada sexo para oprimir a las mujeres en beneficio de los hombres. Además de estar a favor de la prostitución o los vientres de alquiler. También, va contra el pensamiento republicano por individualista.

Las republicanas no estamos en contra de las personas transexuales sino de las leyes de identidad de género que socavan los derechos de las mujeres. Utilizan la transfobia como escudo. Esto no va contra las personas transexuales, en todo afecta al transgenerismo más radical y neoliberal, ese que niega el sexo biológico y olvida que el feminismo siempre ha luchado por el derecho de las personas transexuales. No podemos apoyar una ley que vaya contra todo lo luchado y conseguido por el movimiento feminista a través de los años.

Los defensores de la tendencia trans-queer o transgenerismo a nivel global son una élite acaudalada y con influencia política muy relacionada con las industrias capitalistas de la moda, los fármacos, el ocio y entretenimiento, la pornografía, la prostitución o las madres de alquiler.

Esa ley, conocida como Ley Trans, legisla sobre sentimientos y confunde deliberadamente sexo y género. Toma al colectivo transexual -que merece tanto respeto como cualquier otro como excusa para introducir el transgenerismo.

Vientres De alquiler

Sus defensores, entre ellos la Asociación por la Gestación Subrogada en España, hablan del derecho a ser padres, del altruismo de la gestante y de libertad; mientras que sus detractores hablan de machismo radical, al usar a la mujer gestante como una incubadora, de la compra de un hijo aprovechándose de la precariedad de la madre, la depravación del capitalismo y la degradación de los valores y de cualquier ética.

Luchar contra la mercantilización del cuerpo de las mujeres, tanto en la prostitución como en los vientres de alquiler, tiene que ser una apuesta de Alternativa Republicana.Los vientres de alquiler nada tienen que ver con la libertad o el altruismo, sino con la pobreza y la marginación.

Como defiende Alternativa Republicana, “no es suficiente la igualdad ante la ley formalmente proclamada, sólo con la mayor igualdad económica compatible con la eficiencia del sistema económico se podrá conseguir la mayor igualdad de poder de decisión que es la garantía de la auténtica democracia.”

Tenemos que proponer soluciones a la precariedad de estas mujeres y la agilización de las adopciones nacionales. En tiempos de crisis económica, para mantener y aumentar su tasa de ganancia, el capital busca desesperadamente nuevos mercados aun a costa de violar derechos humanos fundamentales, que invariablemente afectan a la clase trabajadora más pobre y, dentro de ella, a las mujeres y la infancia. De ahí que los cuerpos femeninos sean un territorio de conquista en el que hoy se están abriendo nuevas formas de explotación como son la maternidad de alquiler y la compra-venta de bebés.

La industria de las madres de alquiler se abre paso, a pesar de que está prohibida en la mayoría de países la subrogación es un negocio global. Y más negocio a medida que la pobreza no deja de aumentar en el mundo. No creemos, de ninguna de las maneras, que sea un derecho tener ese acceso a la gestación subrogada. Al contrario es un aprovechamiento de la mujer que por circunstancias, la inmensa mayoría de las veces, económicas, recurren a ello. Por eso, la RBU tiene que ser unos de nuestros objetivos primordiales para mejorar la situación económica de estas mujeres.


Documento político de Alternativa Republicana*


https://e7ca3957-b7a8-41a4-8b24-39a1265ad5e0.filesusr.com/ugd/1fe53f_082fc55b0b98494fb605baa24c02e662.pdf

58 visualizaciones0 comentarios